Conociendo a Kapuscinski (2)

mayo 30, 2010

Malgorzata Kolanwoska en el aula de periodismo de la UMH./ Daniel Gonzálvez

La segunda jornada del II Seminario Internacional Ryszard Kapuscinski contó con la presencia de la hispanista Malgorzata Kolanwoska y el profesor de Periodismo en la Universidad de Wroclaw polaco Jedrzej Morawiecki.

Kolanwoska basó su discurso en señalar algunos autores que han seguido la estela literaria y de estilo de Kapuscinski, algunos como Artur Domoslawski, autor de la polémica biografía del periodista polaco: Kapuscinski non fiction, que se publicará próximamente en España y que despertó una curiosidad e inquietud superlativas entre los estudiantes de periodismo. Para Kolanwoska un reportero tiene que ponerse en la piel del otro, sentir lo mismo que los personajes para poder contar una historia de la forma más fiel y veraz posible. Para ella, esta empatía como aspecto fundamental en el trabajo de Kapuscinki resulta imprescindible en el periodismo actual. Seguramente este pensamiento se podría aplicar a los medios, quienes suelen caer en el error de editorializar las informaciones en pos de una audiencia preestablecida, lo que de alguna forma desprestigia la esencia de la profesión.

Jedrzej Morawiecki durante el II Seminario Ryszard Kapuscinski./ Daniel Gonzálvez

Jedrzej Morawiecki, quien se dirigió a los asistentes en su lengua natal con la inestimable ayuda de Kolanwoska, quien le tradujo, elogió al periodista polaco y calificó al Emperador como “una obra maestra, un ejemplo, un modelo”. Sin embargo consideró que en esta obra Kapuscinski utilizaba la literatura de un modo exagerado, que en realidad se servía de su gran experiencia para describir ciertas situaciones.

El Seminario terminó con un balance positivo ya que sirvió para entender una de las obras de mayor calado periodístico del autor polaco y conocer el lado humano y periodístico de un maestro seguido y admirado por discípulos de todo en mundo.


Conociendo a Kapuscinski (1)

mayo 30, 2010

Agnieszka Flisek y Rubén Darío Torres./ Daniel Gonzálvez

Hace unos días, en las aulas de los estudiantes de 4º curso de periodismo de la Universidad Miguel Hernández se celebró el II Seminario Ryszard Kapuscinski. En su primera jornada asistieron como ponentes Agnieszka Flisek, profesora de la Universidad de Varsovia y secretaria de Ryszard Kapuscinski durante sus últimos cuatro años de vida, Rubén Darío Torres Kumbrián, politólogo y profesor de la UNED y el periodista Agustín Vico, ambos estudiosos de la obra de Kapuscinski.  Todos ellos hablaron sobre su forma de escribir y su filosofía pero también sobre una de las obras de mayor importancia, tanto desde el punto de vista periodístico como del literario: El Emperador.

La polaca Agnieszka Flisek aseguró que esta obra “no es un simple reportaje donde se ordenan los hechos, sino que recuerda un poema escrito para un coro de voces”. Y opina que Kapuscinki “nunca se quedaba satisfecho con el mero registro de sucesos”. Este tratado sobre la corrupción se adapta a la perfección a la situación existente en la corte del emperador Haile Selassie donde predomina la servidumbre y la sumisión. Flisek recuerda el pensamiento de Kapuscinsky, quien creía que cada nuevo tema relacionado con otras culturas exigía un cambio de estilo, creando la sensación de que lo escrito procede del interior de ese clima.

Por su parte, Darío Torres cree que el Emperador comparte rasgos con otras obras como la fragmentación del texto (para él es un gran collage) y lo califica como un “ensayo desde el punto de vista filosófico, en el que se disecciona la anatomía del poder”. Está convencido que las circunstancias que describe Kapuscinski en esta obra son “extrapolables a cualquier contexto histórico y cualquier sociedad”. Y no le falta razón si atendemos a los perennes ejemplos que soportamos casi a diario los indolentes ciudadanos y que evidencian conductas punibles como abuso de poder, tráfico de influencias o desvío de fondos en beneficio propio.

Agustín Vico y José Luis González./ Daniel Gonzálvez

Agustín Vico optó por resaltar la figura de Kapuscinski como ejemplo del buen periodismo, basado en buscar las fuentes y no conformarse con las oficiales, y definió al Emperador como un “reportaje de contexto y análisis de un sistema corrupto de testimonios de los que cuentan aquello que vivieron”. Vico también destacó la importancia de los contactos en la profesión. Hoy día, los periodistas adolecen de falta de tiempo y con demasiada frecuencia actúan como voceros de empresas, partidos políticos o instituciones, circunstancia incompatible con el periodismo riguroso y de calidad, como el que practicaba Kapuscinki.

Esta primera jornada evidenció la calidad de los ponentes así como la importancia del estudio de uno de los periodistas más reconocidos en todo el mundo.


El Emperador o un sistema corrupto

mayo 30, 2010

En ‘El Emperador’, Kapuscinski relata los acontecimientos desde el punto de vista de quienes lo vivieron, sus protagonistas, aquellos subordinados a un dios viviente, salvador y benévolo: Haile Selassie I, último emperador de Etiopía desde 1930 a 1974. Este ‘mesias’ cercano al movimiento rastafari cuya principal preocupación era conservar el poder y que consideraba el sueño como algo improductivo, tenía a su disposición a un séquito de servidores y ministros con funciones muy dispares.

Emperador Haile Selassie I./ badluckcity.files.wordpress.com

Uno de ellos, el ministro del cojín, era el encargado de portar el almohadón del emperador allá donde fuese para colocárselo en el asiento y que aparentara mayor altura de la que tenía; o el ministro de la pluma, cargo necesario ya que el emperador no sabía escribir y tenía que ser otro quien plasmara por escrito las leyes. Además, este ministro se exponía a la desaprobación de los etíopes si consideraban que alguna de éstas no era apropiada, culpándole a él y no al emperador y, por tanto, eximiendo a éste de cualquier responsabilidad. Además, empleaba el truco de dictar leyes vagas con voz inaudible por temor a la desaprobación del pueblo. Tal era el sometimiento de los etíopes a la figura del emperador que muchos perseguían sus pupilas en busca de una mirada que les permitiese ser tenidos en cuenta para la corte imperial del bondadoso señor.

A lo largo de esta obra, Ryszard Kapuscinski incluye varias conversaciones que sitúan la historia y añaden detalles como fechas y sucesos que tienen lugar en el entorno de la corte imperial. Asimismo, refleja la estructura de poder existente en este periodo en Etiopía y de la que se servía Selassie para gozar de grandes privilegios y disfrazar la miseria del pueblo. Los campesinos eran la parte más baja y únicamente recibían el 1% del presupuesto de la corte frente al 40% que el emperador dedicaba a policía y guardias. No recibían sueldo, sino limosna.

Las consecuencias de esta ‘política’ cortesana tenían su reflejo en el caos financiero existente, provocado en parte por la mezcla de la política con las relaciones personales, ya que el emperador se rodeaba de favoritos que le debían todo, apreciando más la lealtad que la inteligencia. En definitiva, se toleraba la corrupción y el desfalco, práctica que se describe de forma evidente a lo largo de esta obra. En ‘El Emperador’, Kapuscinski pretende denunciar el sistema de cortesanía y, en definitiva, la corrupción que existe en determinados círculos de poder, práctica que aún hoy sigue estando presente en determinados países y que deslegitima cualquier modelo de estado democrático.


Periodismo para inmigrantes

abril 22, 2010

Chica leyendo el periódico

España es uno de los países con mayores índices de inmigración. Es por ello que se hace necesaria la existencia de medios informativos dirigidos a estos colectivos. Y más aún, periodistas especializados que conozcan los hábitos y costumbres de las diferentes etnias para garantizar el suministro de noticias en estas comunidades. Una de las más numerosas en nuestro país es la de los rumanos, que superan el medio millón. Existen distintos medios, sobre todo escritos, encargados de esta tarea. El más popular entre los rumanos es el periódico gratuito Roman in Lume que desde 2001 es el primer periódico en España dirigido a este sector de la población. Pero también existen otros medios escritos como Latino enfocado a la comunidad latina en España con ediciones en varias zonas geográficas como Madrid, Levante o Cataluña. Más allá de la cuestión puramente estadística o informativa sobre ellos, cabe resaltar el gran volumen de negocio que suponen estas publicaciones y que proporciona una gran cantidad de puestos de trabajo a los periodistas. Seamos realistas, la existencia de estos medios se debe al trato desfavorable que parte de la prensa española tiene hacia los inmigrantes que minimizan sus informaciones primando unas noticias sobre otras. En cierta forma, estos nichos de información pueden ser la solución para creer en un periodismo de calidad, comprometido y cercano a la gente e independiente de presiones políticas y económicas. Además son una excelente excusa para acercarnos y conocer con mayor precisión los acontecimientos que tienen lugar en el entorno de aquellos que un día cruzaron el charco.



La visión de los cibermedios en la web 2.0

febrero 28, 2010

La visión de los cibermedios

La empresa informativa ha sabido aprovechar los recursos de la web 2.0 incluyendo una convergencia tecnológica que hace posible la interactividad por parte del lector/ usuario. Los medios digitales ya emplean las características de la web 2.0 y explotan sus recursos incluyendo elementos como foros, blogs, o encuestas y participando en las redes sociales como Facebook o Twitter y compartiendo fotos a través de Flickr y vídeos gracias a Youtube. Asimismo, los hipervínculos son parte esencial de la información ya que gracias a ellos nos ‘movemos’ por las páginas sin necesidad de recurrir a las herramientas de los exploradores, y pudiendo acceder rápidamente a la información que nos interesa.

El estudio de cibermedios y web 2.0: modelo de análisis y resultados de aplicación realizado por Ruth Rodríguez-Martínez, Lluís Codina y Rafael Pedraza-Jiménez tiene por objetivo promover un análisis de los cibermedios. Para ello han tomado como referencia a los españoles ABCEl MundoEl País,El PeriódicoLa Vanguardia y a los foráneos Le MondeThe GuardianThe New York Times.

Dicho estudio establece unos indicadores generales y específicos (internos y externos) para determinar la calidad de los contenidos en línea y, en definitiva, el éxito de la prensa digital. Entre los indicadores generales destacan:

–          La accesibilidad: establece el nivel de adecuación de los contenidos a los usuarios con características especiales. Sólo el diario The Guardian satisface el nivel mínimo de accesibilidad a sus contenidos.

–          Visibilidadpopularidad: el primer término hace referencia al número de enlaces que la página recibe de otros sitios web. Algunos medios parecen reticentes a dirigir sus enlaces a otros diarios por el temor a que el usuario se interese más por el contenido enlazado que el de su propio medio y optan por enlazarse a sí mismos. La popularidad, por su parte, se refiere al número de visitas que recibe un sitio. Estos dos términos están íntimamente unidos, ya que si un diario es visible (recibe enlaces) de otros medios aumentará su popularidad (lo visitará más gente)

–           Acceso a la información: cómo llegamos a la información que nos interesa y si nos resulta más o menos complicado. Para facilitar este acceso los diarios disponen de búsquedas dentro de su página,  hemerotecamapa web.

En la web 2.0 el usuario es el protagonista y los cibermedios están obligados a explotar esta característica fundamental como garantía de crecimiento, tanto a nivel empresarial como informativo.


Fuentes de imaginación

enero 5, 2010

Las fuentes usadas por el periodista Stephen Glass en la revista The New Republic durante su trabajo como ‘periodista’ provienen en gran parte de su imaginación, por lo que no es un caso que se pueda analizar desde el punto de vista teórico del uso y tipología de las fuentes. En cambio sí se pueden analizar los mecanismos que utiliza para demostrar la autenticidad de sus informaciones. Uno de ellos consiste en describir lugares y escenarios reales para dar credibilidad a sus reportajes, así como temas de actualidad que interesen al público. También la complicidad de su familia (hermano) para conseguir testimonios reales de personas inexistentes. Además, la fabricación de pruebas que corroboran los detalles de sus informaciones (tarjeta de visita de empresa y página web). Todo un entramado para convertir en fuentes algo totalmente espurio.

La estructura de la redacción de TNR es muy parecida a la de un diario convencional, es decir, piramidal y muy vertical. El director es designado por un empresario y éste a su vez dirige a los redactores. Es curioso que en esta revista exista una fase final en la elaboración de las noticias de corrección de los textos pero no se encarguen de verificar los datos como ocurre en otros medios.

Existe una peculiaridad en el caso de Glass puesto que éste consigue el apoyo de sus compañeros de redacción al comportarse como un chico amable, simpático y divertido. Gracias a esto logra ponerlos de su lado y en contra de su jefe. Este es un claro ejemplo de perversión de la ética profesional del periodista en beneficio propio, para ganar notoriedad y ahorrar esfuerzos. Por suerte, el ejemplo de Glass servirá a futuros periodistas para conocer lo que no se debe hacer en el oficio. Pero esta tarea se hace más difícil si cabe en la actualidad, ya que Internet es fuente de numerosos rumores y saber diferenciar la verdad de la manipulación requiere tiempo y esfuerzo.

Su caso se describe fielmente el la película ‘El precio de la verdad‘, de Billy Ray. (2003)


Destapar la verdad

enero 5, 2010

La investigación del caso Watergate estuvo marcado por el uso de fuentes potenciales (Garganta Profunda) con el consiguiente riesgo de que la información no fuera veraz, pese a que éste trabajó como director adjunto del FBI, durante el gobierno del presidente estadounidense Richard Nixon. También tuvieron protagonismo diferentes cargos como empleados y ex empleados de la Casa Blanca y del partido Republicano.

La redacción del diario ‘The Washington Post’ es la estructura típica redaccional de un periódico. El director se reúne con el consejo editorial para tratar los asuntos del día y decidir qué es noticia. En esta pirámide vertical tienen mucha importancia dos periodistas, Bob Woodward y Carl Bernstein, puesto que tratan directamente con el director e incluso se introducen en una reunión de dicho consejo para dar detalles de su investigación.

La comprensión y complicidad del director del Washington Post permitió que esta investigación se llevara a cabo, aun sin la certeza de poder hallar algo digno de ser publicado. Sin embargo, la exigencia de pruebas y documentos que corroboraran las informaciones fue una constante en este periódico dirigido por entonces por Ben Bradlee. Uno de los factores que permitió que este caso de corrupción política saliera adelante fue que los periodistas disponían del tiempo suficiente para verificar los datos, reunirse con las fuentes, y realizar cuantas averiguaciones fueran necesarias, dentro de unos límites establecidos por la dirección del ‘Post’. Por otra parte, el buen trato y manejo de las fuentes por parte de Woodward y Bernstein contribuyó a que éstas depositasen su confianza en ellos y decidiesen desvelar las informaciones. Además, dicha investigación fue posible porque los periodistas no se vieron obligados a revelar sus fuentes en un juicio. Hoy día encontramos numerosos casos de corruptela política, la diferencia estriba en que es la policía y el poder judicial quienes los descubren, no los periodistas.

Dicho caso se llevó al cine con la película ‘Todos los hombres del presidente‘ de Alan J. Pakula.